El número uno del mundo fue superado en semifinales. Por su parte, Rafa irá por una nueva conquista.

El tenista español Rafael Nadal (N.3) buscará el domingo su décimo título en el torneo ATP de Barcelona contra el austriaco Dominic Thiem, que dio la sorpresa este sábado al eliminar al número 1 mundial, el británico Andy Murray.

Nadal, actual número 5 del mundo y que ganó el torneo de Montecarlo la semana pasada por 10ª vez en su carrera, derrotó en semifinales al argentino Horacio Zeballos por 6-3 y 6-4.

Para alcanzar la quinta final de la temporada (derrotas en Australia, Acapulco y Miami y triunfo en Montecarlo), Nadal tuvo que derrotar a uno de los pocos jugadores en el circuito con los que no tenía un balance positivo (ahora domina el español por 2-1) y que le había derrotado en la final del torneo de Viña del Mar (Chile), también en arcilla, en 2013.

El partido entre Nadal y Zeballos no tuvo la intensidad de la primera semifinal y el español apenas necesitó poco más de hora y media para dar buena cuenta de su rival.

Un ‘break’ en la primera manga, en el cuarto juego, y otro en la segunda, en el noveno, con 4-4, le bastaron al defensor del título para mantener su racha en Barcelona, donde nunca ha perdido un partido.

“En semanas así, el que tiene más capacidad para asumir todas las condiciones climatológicas que hemos conocido, que han sido bastantes y distintas, es el que aguanta”, declaró al final Nadal en referencia a la lluvia que ha alterado buena parte del programa.

“Yo estoy contento por haber llegado a la final. No son las mejores condiciones para mí. Y ante Zeballos no ha sido nada fácil. Me sacaba de mi lugar, sobre todo en los dos primeros golpes de cada juego, que es cuando me hacía daño”, añadió.

En arcilla, su superficie favorita, Nadal tendrá como rival al joven Thiem, de 23 años y llamado a ser una de las futuras estrellas de la ATP, que confirmó su progresión al imponerse por 6-2, 3-6 y 6-4 a Murray tras dos horas y cuarto de juego.

En los enfrentamientos directos, Nadal, de 30 años, supera a Thiem por 2-1. El español derrotó a su rival en Montecarlo-2016 y Roland Garros-2014 y el austriaco se impuso en Buenos Aires-2016.

Tras los pasos de Thomas Muster

Thiem, que había perdido en sus cuatro enfrentamientos anteriores ante Murray, superó esta vez al número uno en una batalla encarnizada y buscará su segundo título del año, tras el de Rio de Janeiro.

El centroeuropeo dominó con claridad la primera manga (6-2) ante un Murray que no ha parecido cómodo en toda la semana en Barcelona.

Sin embargo, en el segundo set el escocés reaccionó y forzó el tercer y definitivo con un claro 6-3.

Murray parecía tener encarrilado el partido tras romper el saque de su rival en el primer juego del tercer set, pero Thiem fue capaz de darle la vuelta al partido y colocarse con 4-2 a favor.

Murray tiró de orgullo para volver a igualar el partido 4-4, pero en el juego siguiente Thiem conservó su servicio y le hizo el break al escocés, que puso punto final a su participación con una doble falta.

“He podido tener suerte al final, pero Murray es el número 1 del mundo y hay que buscar la victoria por todos los medios posibles. Creo que he sido agresivo y he cometido pocos errores. He ido combinando mucho mis golpes ya que si a Murray le tiras siempre igual no tiene problemas para responder. Creo que ha sido un gran triunfo”, declaró tras el partido el austriaco.

En la final del domingo intentará emular a Thomas Muster, único ganador austriaco en Barcelona (1995 y 1996).

Preguntado por el rival que prefería en la final, Thiem no tuvo dudas: “Honestamente, todo el mundo sabe contra quién prefiero jugar mañana. Será una gran experiencia y si ganó la final, venciendo a Murray y a Rafa en dos partidos seguidos sería algo fantástico”.

Ahora ya tiene la oportunidad de conseguirlo.

Información/Foto: AFP
Liga Deportiva Postobón

Sábado, Abril 29, 2017|

Facebook

Twitter

Instagram