El pedalista se quedó con el título en las Bodas de Oro de la Vuelta de la Juventud.

En 1996, Víctor Hugo Peña, el ‘Tiburón’ de Santander había conquistado la última Vuelta de la Juventud para los santandereanos. Desde aquella gesta la cuenta se detuvo y Santander, departamento de tradición ciclística, no volvió a cantar victoria hasta la sorpresiva y grata aparición de Sergio Andrés Martínez, quien representando los colores de Sogamoso Ciudad Incluyente, se adjudicó la histórica edición apoyada por el INDER y la Alcaldía de Medellín en sus 50 años.

Martínez asestó el golpe de autoridad en la Plaza de Toros de Manizales y de ahí en adelante nadie pudo arrebatarle el liderato. Lo intentaron sin cesar los hombres del escuadrón del Coldeportes Zenú Claro con Cristian Muñoz y Germán Chaves en las etapas sucesivas. Sin embargo, el santandereano mostró carácter para defenderse y al final, por un mínimo margen de dos segundos logró lo que tanto soñó desde su victoria en la capital caldense.

“El circuito ha sido muy duro, toda la vuelta tuvo etapas muy exigentes. Al final hemos llegado al límite, con lo último que tenía, pero gracias a Dios al final se nos dieron las cosas”, dijo el ciclista de 21 años, sucesor del cundinamarqués Diego Cano.

El suyo no fue un triunfo cualquiera, pues si bien ganar la general de la carrera es sinónimo de prestigio, esta edición quedará enmarcada en el libro dorado del evento organizado por la Federación Colombiana de Ciclismo. “Eso es algo que me había motivado muchísimo: llegar a la vuelta número 50, la más dura, con muchísima cuesta… significa mucho para mí, para Santander y para mi familia. Esta victoria se la dedico especialmente a mi papá, que no pudo estar aquí conmigo por asuntos laborales”.

Sí estuvieron su madre, su novia y el círculo de amigos más cercano, entre ellos la campeona Ana Cristina Sanabria, quien se fundió en un abrazo con el vencedor, una vez culminó la etapa y se concretó el agónico título.

“Cuando pasó la meta Muñoz empezamos a contar… ¡qué sufrimiento! ¡qué angustia!, pero yo sabía que Dios y la Virgen le tenían la recompensa a todo el trabajo fuerte que ha hecho mi hijo”, dijo Liliana Rueda, madre del nuevo campeón.

Santander ha festejado en cinco ocasiones el máximo galardón de la categoría sub-23: Alberto ‘Chispitas’ Duarte (1969), Gerardo Moncada (1981), Fredy Moncada (1994), Víctor Hugo Peña (1996) y Sergio Andrés Martínez Rueda (2017).

Información/Foto: FCC
Liga Deportiva Postobón

Domingo, Abril 30, 2017|Etiquetas: , , |

Facebook

Twitter

Instagram