FPC
18 de marzo 2018 Liga Deportiva

Aldo Leao Ramírez: ¡En la buena, cucho!

puntos svg
arrows svg arrows svg
Compartir

A un mes de cumplir 37 años, el 18 de abril, Aldo se sorprende con sí mismo. El sábado, anotó el segundo gol para la victoria 2-0 de Nacional sobre Pasto. Pero ese gol “tuvo su cuento”.

Allí va Aldo, en el aire, como un atleta de salto largo. Flota. Y la pelota, lanzada desde la derecha a una velocidad meteórica, lo impacta. O él a ella. ¡Qué importa! Igual, termina en la red.

No es un gol más…

Aldo Leao Ramírez, 36 años y 11 meses, ha corrido más de la mitad de una cancha que mide 110 metros de longitud, para poder llegar a la posición de centro delantero, siendo un volante mixto, y contactar la bola, esa bola.

Otro factor, el tiempo. Cuando Aldo picó hacia el área, como fantasma que escapa de un exorcismo, ya se había tragado 83 minutos de un partido que Pasto lo había hecho intenso. Sí, él, Aldo, el más longevo de la cancha.

¿Y el ritmo? Bueno, otra arandela para el inventario.

Aldo, como sus demás compañeros, excepto Fernando Monetti y Helibelton Palacios que son del once copero, han permanecido mucho rato en la cajuela de los repuestos. Es un milagro de la disciplina y la persistencia no estar “oxidado”.

¿Satisfecho?

“Se hicieron las cosas bien, que era lo más importante, se saca el resultado, estamos de primeros en la tabla y esos son los objetivos que siempre nos trazamos día a día”

¿Qué hay detrás de ese gol, su gol?

“Gracias a Dios se hacen bien las cosas. Y, bueno, llegar al área al minuto setenta y algo, no lo tengo claro, siempre para uno es de suma importancia. El resto que tiene uno se trabaja bien en la semana y creo que se nota en cada partido que uno tiene la oportunidad de jugar”

Teóricamente, usted es un volante de primera línea. Sin embargo, se le vio armando. Estuvo en los dos goles ¿Cuál es su posición real?

“Jugué de volante mixto, como el profe siempre lo utiliza a uno y, bueno, siempre estoy aprovechando y disfrutando, yo creo que hay que valorar el gran esfuerzo que hicieron los compañeros, y que poca actividad hemos tenido. Yo creo que eso hay que resaltarlo porque no es fácil”

¿Terminó siendo un juego atlético?

“No es fácil. Al frente, tener un rival llamado Pasto. Y siempre respetamos a todos los rivales. Tiene jugadores que juegan bien al fútbol. Y con el desgaste que se hace, entran jugadores frescos y es normal que eso suceda. Siempre se mejora”

¿Hasta dónde se puede someter a un rival?

“Ni los mejores equipos del mundo van a sostener un ritmo durante los 90 minutos, o a tener la pelota durante ese tiempo. Es normal. En el momento hay que tener también la inteligencia para que, cuando no se tenga la pelota, no te marquen gol”

Por: Amado Hernández Gaviria
Liga Deportiva Postobón

Liga Deportiva Postobón