FPC Final
7 de diciembre 2019 Liga Deportiva

¡América de Cali es el campeón del “Día de las Luces”!

Julián Medina / Liga Deportiva Postobón
puntos svg
arrows svg arrows svg
Compartir

En un Pascual Guerrero abarrotado y trepidante, los “Diablos Rojos” volvieron a dar la vuelta olímpica tras cruzar todos los “anillos del infierno”. Junior no pudo con el “tri”…

Bajo la neblina de la pirotécnica y el estallido de más de 38 mil fervientes, América de Cali doblegó 2-0 a Atlético Junior y, después de pasar por la B y padecer penurias económicas, volvió a ser campeón del fútbol colombiano. Atlético Junior no pudo alcanzar el “tri”…

Puerta abierta…

Andrés Vergara fue la llave. Y el costado oriental su puerta. La final se destrabaría sobre el flanco izquierdo de los “Diablos Rojos”, derecho del “Tiburón”. No sería una casualidad el primer ataque. Todo, en adelante respondería a una lógica estudiada cuidadosamente.

Una falta sobre Vergara provocó un tiro libre. El balón voló por encima del arco hacia la tribuna norte (2’). Teófilo Gutiérrez respondería en una acción aislada. Giro en el área, control dirigido y zapatazo frotando la barra horizontal (6’).

Junior se apoderó de la pelota y la tocó con “morbosidad”. El Pascual se transformó en máquina para fabricar silbidos. Las 38 mil bocas chiflaron en un intento por parar aquella “orgía”. En éstas, James Sánchez zapateó pero Neto Volpi acunó el “juguete” (13’).

Tensa calma en los bancos. Alexandre Guimarães vestía su camisa gris beige, tipo capellán en día de descanso, y Julio Comesaña la de cuadrículas azules, la de la suerte, que había comprado en Medellín. Dos corazones maduros acostumbrados a palpitar más de lo corriente…

Otra vez Vergara metió la llave en la ranura de la misma puerta y centró. Michael Rangel saltó ante una defensa atornillada al piso y cabeceó. La bola fue al horizontal, pica-barra, y en el rebote golpeó la espalda de Sebastián Viera y al fondo… ¿Gol? ¿Autogol? ¡Parecía no importar! 1-0, los “Diablos” le meten azufre al infierno… (18’).

Junior quemó un cambio. Se fue Jesús Murillo, esguince de rodilla, y entró Germán Gutiérrez (25’). América perdió a Matías Pisano por lesión e ingresó Yesus Cabrera (29’). El de “Quilla” también prefería meter la llave en la puerta del corredor izquierdo. Edwin Cetré pateó junto al vertical ¡Uy! (26’).

El juego se descorchaba. América perdió una bola con la zaga adelantada. “Teo” picó por el centro en posición adelantada, la banderola no se izó ¡ay…! Exhalación en el óvalo del Guerrero. Volpi bloqueó el disparo a quemarropa de Gutiérrez (32’).

Rafael Carrascal cambió de orientación buscando la puerta oriental. Vergara combinó con Edwin Velasco, las bisagras chillaron. El lateral se movió solo hasta la raya de fondo. Carlos Sierra corrió el cerrojo al picar por el centro del área. Impactó y… ¡gol! 2-0 (33’).

¡Qué partido! El Pascual enmudeció. Rafael Pérez lanzó un balón frontal, Volpi se encumbró en las nubes de su área, se estrelló con Sierra y no contuvo. El balón fue a la red. Wílmar Roldán fue llamado por el VAR. Acción anulada por fuera de lugar (39’). Final.

Vea También: Hinchas del América que iban a Cali están varados en Bogotá

Aletazo “tiburón”

América apenas pudo pisar el campo ajeno en el minuto 64, cuando Rangel estuvo a punto de marcar el tercero. Durante más de un cuarto de hora había tenido que soportar la arremetida del Junior, que había saltado con la determinación de voltear su suerte.

La posesión del “Tiburón” pasaba del sesenta por ciento, aunque no lograba la profundidad suficiente para estropearle el atuendo a Volpi. Comesaña mandó toda su tropa a la frontera del “averno”. No había nada por cuidar…

Los “Diablos” se sentían cómodos en su “infierno”. El Pascual Guerrero bramaba como en las épocas del “Doctor” Ochoa, quizás más. Los tiempos modernos son ruidosos… Y mucho más luego de tantos años sin festejos…

Junior entró en caos. El onceno barranquillero sentía que la piel se le rostizaba en aquel paisaje que parecía oler a azufre.

Marlon Piedrahita, el de la puerta abierta, trabó a Vergara y fue expulsado (78’). Golpes y golpetazos. El de “Curramba” ahora jugaba con uno menos. Todo estaba dicho… ¡América es campeón en la noche de las luces!

Por: Amado Hernández Gaviria

Vea también: De la escuela Bedoya: Cuadrado es expulsado por tremenda patada y luego se pelea con un compañero

Mira las noticias de Liga Deportiva Postobón en Google News.

Liga Deportiva Postobón