Ruta
25 de mayo 2020 Liga Deportiva

Armstrong asegura no tener ningún remordimiento

GERO BRELOER / DPA

El exciclista estadounidense Lance Armstrong no consigue suavizar el pasado contaminado que protagonizó y que le costó perder los siete títulos del Tour de Francia que había conseguido, en la primera parte de un documental que ha emitido la cadena ESPN.

En medio de expresiones insultantes que ha recibido desde que se le descubrieron todas las mentiras y el dopaje sistemático que tenía establecido, Armstrong admite en el documental «Lance» que siempre habrá personas que lo rechacen por todo lo que sucedió.

Durante la emisión de la primera parte del documental realizado por la periodista Marina Zenovich, su imagen de villano no la modifica para nada, ni tampoco aporta nada nuevo que no se conociese en la historia de una trayectoria polarizada del deportista que alcanzó lo más alto y ahora vive en la desgracia del «olvido» y sin tener tampoco interés de cambiar las cosas.

Armstrong, de 48 años, que avasallaba a sus rivales y no se ponía límites, en las ocho entrevistas que le hizo Zenovich desde marzo del 2018 al agosto del 2019, reiteró que estaba diciendo su «verdad», sin importar lo que pudiesen pensar las personas que vean el documental.

Tras haber pasado ocho años desde que se descubrió todo el engaño del dopaje, Armstrong confirmó que su historia deportiva es compleja y única.

De ahí, que no hubo temas prohibidos durante la primera parte del documental, aunque mantuvo su tradicional estrategia de tratar de desviar o cambiar un asunto que no quería desarrollar, pero al final por lo visto se trató de un documental del que nadie salió completamente satisfecho, especialmente el protagonista.

Tratar de sacarle la verdad a Armstrong se produjo después de que sus años de mentiras lo prepararon para lo que dijo que necesitaba: «una crisis nuclear», cuando la Agencia Antidopaje (USADA, en inglés) lo acusó de usar y traficar drogas para mejorar el rendimiento como parte de un gran escándalo de dopaje.

Al confirmarse los hechos, Armstrong fue despojado de sus siete títulos del Tour de Francia y empañó para siempre su legado.

A lo largo del documental, Armstrong insiste en que no tiene remordimientos y se mantuvo desafiante en ciertos temas, por ejemplo, que no utilizó su base, Livestrong, como un escudo contra la idea de que podría estar haciendo trampa, aunque admite que sí utilizó la enfermedad del cáncer como escudo y se pregunta si su dopaje condujo a su cáncer testicular.

Aunque Armstrong dice que ha seguido adelante, claramente todavía guarda algunos rencores, como uno contra su compatriota Floyd Landis, su antiguo compañero de equipo convertido en denunciante.

Landis presentó la demanda contra Armstrong, quien finalmente llegó a un acuerdo con el gobierno federal por cinco millones de dólares en lugar de los 100 millones que buscaba por daños.

El documental también permite a los espectadores que siguieron la primera parte ver a un Armstrong que se ha dado cuenta de que existe, está vivo y tiene más horizontes que quedarse solo en el entorno de su familia e hijos, además de mostrar si realmente ha cambiado en sus formas.

Armstrong admite que algunos fanáticos siempre estarán «enfurecidos» con él por su trampa en el Tour de Francia.

El exciclista tejano, un nativo de Austin, hizo alarde de una «peineta» en la escena de apertura y relató una historia con calificación X, y otra del incidente que vivió fuera de un bar, donde de forma reiterada le dedicaron la expresión desearle lo peor y llamarle el «rey del engaño».

«Cuando mi vida dio el giro que me tomó, me dije a mí mismo, donde quiera que vaya por el resto de mi vida, alguien se me acercará y me insultará», comentó Armstrong. «Así que pasaron un par de días y nadie dijo ese insulto que nadie quiere escuchar. Luego pasaron los meses; hasta que después de cinco años volvió a suceder».

Armstrong destacó que durante ese tiempo había conseguido saber cuándo alguien quería insultarlo, pero nadie lo hacía. «Hasta que un grupo de varios hombres, que estaban en un bar me vieron» y comenzaron a insultarlo y a decirle que era el «rey de los tramposos».

«La persona que me acompañaba, con buen criterio, me aconsejó que me subiese de nuevo en el coche y me alejase de la zona cuando ya estaba listo para llegar al grupo y golpear al primero que me insultó. Lo que, obviamente, habría sido una mala idea», explicó Armstrong. «Como lo habría hecho la mayor parte de mi vida cuando estaba contrariado y enojado».

Sin embargo, aunque abandonó el lugar, Armstrong explicó que no podía que el incidente quedase sin aclarar y entonces tuvo la idea de llamar al bar, darle el número de su tarjeta de crédito y pagarle todo lo que hubiese consumido el grupo que lo insultó.

«Mi única condición fue les dijese que «Lance (Armstrong) se encargó de todo y les envía su cariño, aunque sé que algunos me van a rechazar siempre».

En cuanto al dopaje dijo que lo hizo siempre, desde los 21 años, de una u otra manera, pero porque era lo que se daba dentro del mundo del ciclismo, algo que esperaba explicar en la segunda parte del documental que la cadena ESPN tiene previsto emitir el próximo domingo.

EFE

Vea también: El ‘último baile’ de Cristiano Ronaldo

Encuesta Liga Deportiva Postobón

¿Quién es el ciclista más influyente en la historia de Colombia?

Ver resultados de esta encuesta

Loading ... Loading ...

Mira las noticias de Liga Deportiva Postobón en Google News.

Liga Deportiva Postobón


Fútbol Internacional
4 de junio 2020 Liga Deportiva

Klopp pensó que le habían metido ‘gato por liebre’ con Elkin Soto

puntos svg
arrows svg arrows svg

Elkin Soto contó una divertida anécdota cuando tuvo la oportunidad de conocer al entrenador alemán Jurgen Klopp, que lo dirigió en el Mainz 05 durante dos temporadas.

En el año 2007 el exjugador de Once Caldas fue adquirido por el conjunto alemán que por ese entonces era dirigido por el hoy entrenador del Liverpool de Inglaterra, considerado uno de los mejores estrategas del mundo.

En entrevista concedida a Osvaldo Hernández del periódico La Patria, de Manizales, Soto contó que en su primer encuentro con Klopp, este pensó que lo había timado y que no era el jugador que había visto en los videos.

Todo esto se dio por el repentino cambio de look de Soto antes de llegar a Europa, en Once Caldas y Barcelona de Ecuador jugó con cabello largo, «pero antes de irme a Alemania me hice motilar cortico. Quería un cambio».

Cuando el ‘El Sultán’ arribó al Mainz, lo hizo de una vez al estadio, en medio de un partido amistoso del conjunto.

En el momento de ser relacionado con su nuevo entrenador, Klopp se vio sorprendido y bromeó con dudar si era el mismo que había observado en los videos: «Me preguntó si era el verdadero; que había visto un jugador con cabello largo y me dijo con cara de bromista «mañana nos vemos y nos damos cuenta si es o no es».

Incluso en el primer entrenamiento juntos, al otro día, le pidió demostrar que fuera el verdadero Soto: «Me lo lanzó con potencia (el balón) y lo bajé con calidad (risas)”.

Luego se formó una buena amistad que se sostiene, incluso Soto dijo que todavía hablan. Los dos lograron el ascenso a la Bundesliga, posteriormente el entrenador se fue al Borussia Dortmund.

Mira las noticias de Liga Deportiva Postobón en Google News.

Liga Deportiva Postobón


Real Madrid
8 de junio 2020 Liga Deportiva

«Firmé contrato con el Real Madrid»: Maturana

puntos svg
arrows svg arrows svg

Francisco Maturana, técnico que tuvo un amplio recorrido por distintas ligas del mundo, rememoró su trayectoria en Europa en una charla con el diario El País de Cali, donde afirmó que estuvo cerca de dirigir al Real Madrid a principios de la década de los 90.

Sobre la percepción de que Maturana cambió el fútbol colombiano: «Mi vanidad no me da para tanto. Yo quise que los jugadores que dirigí jugaran el fútbol que yo sentía. Cuando aparece el tema zonal, con los profesores Luis Cubillas y Ricardo de León, me sentí cómodo, e implementé en Atlético Nacional, que fue el origen de todo, ese juego. Con calidad y amistad, armamos un coctel que la gente pudo disfrutar. Una marcación en zona, pero con un contenido holístico».

Su paso por el Valladolid: «Ir al Valladolid fue un honor, un negrito colombiano dirigiendo en Europa. Y fueron a ver mi trabajo personajes como Juan Manuel Lillo. Real Madrid mandó a ‘Rafa’ Benítez, que entrenaba las inferiores. Silvio Berlusconi mandó a Fabio Capello, después hice amistad con él y Arrigo Sacchi. Y ahora en cuarentena me escriben de La Masía del Barcelona, una carta muy bonita, donde me invitan a compartir con ellos, y obvio, mi vanidad tambalea. ¿Qué me faltó? Yo apelo a lo que una vez me dijo Jorge Valdano. Me dijo que me faltó desarraigarme de Colombia y seguramente me hubiera quedado allá. Nunca estuve posicionado donde estaba».

«Un día me llamó Hernán (‘Bolillo’ Gómez) y me dijo: «Pacho, allá no vas a ganar con Valladolid, vos ganás acá, y para que ganés en Colombia solo hay dos equipos, América y Nacional, y en Nacional estoy yo. Me vine para el América y gané. Yo quería ganar. Me faltó entender mejor las situaciones, porque en Europa seguí siendo un montañerito»

Fichaje fallido por el Real Madrid: «Firmé contrato, el aval lo dio Vicente del Bosque, luego de ver jugar al Valladolid. Los directivos me invitaron a una cena y me preguntaron que si sabía lo que acababa de ocurrir. Les dije que sí, que había firmado un contrato, y me dijeron que no, que era mucho más, que había tocado el techo del fútbol y que había que brindar con champaña Dom Pérignon, un nombre que en mi vida yo nunca había escuchado. Y les respondí que aún no había tocado el techo, que eso sucedería el día que me sentara en el banco del Real Madrid, y que cuando eso pasara, yo invitaba al tal Dom Pérignon ese. Y después pasó lo que pasó, Madrid se fue en caída, me dijeron que mientras yo llegaba autorizara un técnico, le dije al presidente Ramón Mendoza que el equipo no era mío, y ellos llevaron a Radomir Antic, que ganó seis partidos y empató uno. Me dijeron que había armonía, pero que conmigo había un contrato, que llegara como manager y que cuando Antic comenzara a fruncir, entraba yo. Le dije que no, que yo no era un gallinazo para estar pendiente de la carroña. Quedaron el respeto y el aprecio».

Su deseo de volver a dirigir: «Aquí siempre hay animadversión para el que ha hecho algo. Publique esta nota con Pacho Maturana y de 20 personas que hagan comentarios, 19 son agraviando. No caducamos. Los técnicos no vemos el partido como el aficionado. Nosotros somos prisioneros del fútbol y vemos los partidos con un papelito y un lápiz en la mano, y nos preparamos como si tuviéramos que dirigir mañana, con la maleta lista. Si se me aparece una oportunidad atractiva, con todos los caprichos que yo tengo, lo intentaría, porque es mi hábitat natural, es mi vida».

Vea también: Esposa de estrella de la NFL asegura que no son racistas tras recibir amenazas de muerte

Mira las noticias de Liga Deportiva Postobón en Google News.

Liga Deportiva Postobón


Fútbol
5 de junio 2020 Liga Deportiva

«Nunca he sentido eso en ningún equipo», Hernán Torres

puntos svg
arrows svg arrows svg

El entrenador tolimense recordó su paso por Millonarios y el día que quedó grabado en la historia azul, con la consecución de la estrella 14.

En medio de una entrevista con el periodista Julián Capera, el hoy entrenador de Deportes Tolima recordó su paso por Millonarios, equipo en el que consiguió su primer título como entrenador.

«Cuando llegamos a Millonarios había incredulidad, la gente no creía que se podía llegar a conseguir una estrella. Decían que Millonarios necesitaba un técnico de más nivel», recordó Torres sobre su llegada al cuadro ‘Embajador’ en 2012.

Ese mismo año, el técnico tolimense logró el título del torneo finalización frente a Independiente Medellín. Campeonato que se definió en los penales y que dejó como gran figura al portero Luis Delgado.

«Lo que vivimos ese día y ver ese estadio azul, con la gente llorando, eso le llega a uno a la fibra. Cuando el arquero le tapó el penal a Omar (Vásquez), yo decía diosito que esta vez la corone, cómo vamos a mandar a toda esta gente aburrida a la casa. Por fortuna se dio, y apenas ganamos me arrodillé y le di gracias», recordó.

Hernán Torres contó que cuando llegó al club azul prometió trabajar por cosas grandes. «Lo pudimos conseguir, todo el grupo adoptó esos objetivos. Esa fue la primera vez que quedé campeón como técnico».

Aunque no lloró con la consecución de la estrella 14, sí reconoció haber llorando en la despedida.

«Lloré el día que me despidieron; yo no esperaba eso. En el Campín, con estadio lleno, y la gente gritando. Eso es muy duro y desarma a cualquiera. Es el único equipo que me dio una despedida decorosa y agradecida la hinchada. Nunca he sentido eso en ningún equipo», dijo.

Finalmente, Torres hizo referencia a los comentarios que decían sobre él, su carácter y un presunto choque con algunos jugadores. «En un momento decían que yo era muy severo, pero no, soy disciplinado y tengo mi carácter. Me gusta exigirme y exigir. Si yo fuera como me tildan, no hubiera conseguido eso con Millonarios».

Mira las noticias de Liga Deportiva Postobón en Google News.

Liga Deportiva Postobón