Opinión
14 de julio 2018 Liga Deportiva

Croacia, la revolución de los de abajo. !Allez La Croacia!

puntos svg
arrows svg arrows svg
Compartir

“Con mucha fe, mi hermano,

mañana todo cambiará”

Hermanos Lebrón

 

El fútbol, el mundo es un balón, el mundo corre tras un balón y el mundo se para por un balón. Este domingo será así, todos quietos frente al tv como ocurre desde 1970 cuando se trasmitió una final a casi todo el mundo. Los nombres de esa selección brasilera que esa tarde goleó a la italiana se convirtieron en mitos y como todos ellos soportan exageraciones, imaginaciones, reiteraciones y nunca mueren porque se crean una y otra vez… una y otra vez…  Esto no ha pasado con ningún otro equipo, con jugadores sí, Maradona, Beckenbauer, Pelé y pese a que no han sido campeones del mundo Messi y Cruyff son mitos, mitos globales, simplemente porque es un deporte global con seguidores globales y también porque pertenecen a selecciones de ciertos países.

Las reglas del fútbol van más allá de las que se ocupa el árbitro y el VAR “El Gran Hermano” que todo lo ve. El fútbol lo rigen también las reglas de los hinchas, del deporte profesional, de la política y la economía, del jet set futbolero, de Instagram y Twitter. Esas mismas reglas dicen que para que un país sea exitoso en un Mundial debe reunir varias características que van más allá de las capacidades de sus futbolistas.

Lea también: BANGUERA, ARQUERO REVELACIÓN DEL FPC, TENDRÍA OFERTA DEL FÚTBOL MEXICANO

La sociedad futbolera es piramidal, de eso no hay duda, en la base están África, Asia, Oceanía, algunos países de Centro y Norte América, bastantes países de Europa como Montenegro, Albania, Finlandia; para no dividir tanto la cuestión, un poco más arriba, viene un gran grupo, Colombia, México, Paraguay, Chile, Grecia, Rusia, Croacia más arriba pueden estar Uruguay, Portugal, Inglaterra, que han ganado sus cosas pero no están al nivel de Argentina, Italia, Francia, España y junto a ellos Holanda y Bélgica y si existiera estarían Checoslovakya y Yugoslavia los acompañarían, son los equipos que siempre jugaron bien pero hasta ahí. En lo más brillante de la cima Brasil y Alemania, sus títulos así lo dicen.

Para estar en las partes altas se necesitan ciertas condiciones, un gran país que amé el fútbol, Estados Unidos y China son grandes países pero de fútbol nada, Si mira uno la pirámide todos los de arriba son grandes naciones, tienen, además, otra de las condiciones necesarias, no son países donde reine la pobreza, Brasil y Argentina son desiguales, pero no pobres y se igualan a los otros en población y en infraestructura deportiva en la que Alemania invierte  € 1 billón al año, eso también suma para ser exitoso en el fútbol.

Lo anterior es material, pero amar este deporte más allá de individuo como sociedad, es espiritual y se construye con tiempo y con logros. el fútbol se debe vivir de manera comprometida, exagerada incluso, pero eso no ocurre de un año al otro.  Los clubes de Europa y los de Brasil y Argentina tienen más de cien años y sus ligas son fuertes así, en el caso de los suramericanos, vendan sus mejores hombres al mainstream de España, Inglaterra e Italia. Una liga fuerte es útil para el éxito y se suma al resto de cosas pero no lo es todo. Se necesita una dirigencia organizada e inteligente y también se requiere dinero pero tampoco es solo de billetes, la liga mexicana, la gringa, la china y la árabe los tienen pero su seleccionados son discretos, la liga Brasileña tiene dinero y es muy fuerte, tanto así que de las últimas veinte copas libertadores han tenido finalista en un porcentaje arriba del 70%.

En resumen, para ser exitoso hay que reunir varios elementos, es una estructura y un solo elemento o varios deficientes no producen lo necesario para ser Campeón del Mundo.

Ahora, como dicen los Hermanos Lebrón, “Con mucha fe mi hermano, mañana todo cambiará” y espero que esta mañana de domingo 15 de julio, Croacia venza todo, la historia, la de ellos apenas empieza de verdad en 1990, el tamaño, Ciudad Kennedy y Suba tienen su población que es de cuatro millones; la liga, nunca han ganado mayor cosa, la economía, la guerra, la migración, la opulencia, el Primer Mundo, Croacia es todos los que no han sido, es una selección de migrantes, como su pueblo, en el fútbol es la esperanza para que todos los que no hemos sido podamos ser algún día. Lo han trabajado desde que aparecieron en el mundo y sus jugadores son de hierro y juegan bien.

Ojalá Croacia sea el campeón, ojalá se conviertan en un mito como Brasil del 70 y sino, perderán como pierden los valientes que poco tienen, con las botas puestas. !Allez la Croacia!

 

Por Leonardo Hernández

Liga Deportiva Postobón

Liga Deportiva Postobón