Fútbol Internacional
13 de junio 2019 Liga Deportiva

La policía acusa de calumnia a la mujer que denunció a Neymar por violación

puntos svg
arrows svg arrows svg
Compartir

Las cosas no marchan muy bien para Najila Trindade, la mujer que acusó al futbolista del PSG y la Selección de Brasil de violación. Luego de que perder a todos sus abogados por distintas razones, que van desde problemas éticos, hasta acusaciones de robo de evidencia, la modelo brasileña ha sido acusada por la Policía de calumnia.

La denuncia fue interpuesta en la Comisaría Sexta de Santo Amaro, en el sur de Sao Paulo por parte de la Policía Civil de ese estado, en específico por el comisario José Fernando Bessa, quien consideró como «calumniosas las acusaciones hechas por la joven en una entrevista que concedió al canal de televisión SBT».

Alexis García se convertiría en nuevo técnico del América de Cali

El pasado 15 de mayo, Trindade concedió una entrevista al programa ‘Conexao Reporter’, en la que relató los detalles de la presunta agresión y posterior violación por parte de Neymar Jr. en un hotel en la ciudad de París, Francia.

Además, en dicha conversación con el reportero del canal SBT, Trindade acusó a la Policía Civil de ser corrupta, debido a que durante la investigación que se realizó en su apartamento sobre el robo de una tableta en la que se encontrarían vídeos probatorios de la agresión, las autoridades solo encontraron huellas dactilares de ella y su empleada de confianza.

La modelo dijo entonces: «La Policía está comprada, ¿o no? ¿o yo estoy loca?«.

Debido a esta afirmación la Policía Civil del estado de Sao Pablo dice en su denuncia: «Analizando el contenido de las declaraciones de Najila a la prensa, en especial cuando es cuestionada sobre las dactilares tomadas en la puerta de su apartamento, quedó manchada la honra de la Policía como institución y la de los peritos responsables por tomar el material dactiloscópico«.

Liga Deportiva Postobón

Sebastián Viera habló sobre la discusión con Ray Vanegas

Liga Deportiva Postobón