Lo que no cuadra de la salida de Reinaldo Rueda

22 Junio, 2017 || Liga Deportiva

El timonel vallecaucano dejó Atlético Nacional, al parecer por problemas internos de algunos integrantes de su cuerpo técnico.

La rueda de prensa que se celebró el pasado miércoles en Guarne, que sirvió para cerrar el ciclo de Reinaldo Rueda en Atlético Nacional, dejó una serie de ideas en el aire que no terminan de cuadrar con la versión oficial, y que contradicen incluso, las declaraciones iniciales del presidente del equipo, el doctor Andrés Botero.

En esa conferencia, Reinaldo sacó una frase que empieza a construir todo el entramado que hay detrás de su salida: “No quería irme, pero debo irme. La idea era que nos quedáramos mucho tiempo”.

La pregunta es ¿Porqué debía irse de una institución de la cual no se quería marchar y en la cual tenía un proyecto muy claro y a largo plazo? La respuesta parece sencilla y está fundamentada en las mismas palabras del entrenador, tanto en la Rueda de prensa del miércoles como en la mañana de este jueves, en entrevista con Carlos Antonio Vélez.

Primero, el vallecaucano fue claro al señalar que su decisión de abandonar el club no se debió a sus problemas de salud, contradiciendo lo que 24 horas antes el señor Botero señaló en una entrevista, en la cual afirmó que “Una de las razones de su salida es que tuvo problemas con la operación”.

El entrenador, con el tono caballeresco que siempre lo ha caracterizado, manifestó a los medios que “No estoy enfermo ni tengo problemas con mi columna y ni mucho menos mi mamá está delicada, como también se dijo”.

Después agregó que “Esta es una decisión profesional, mi cuerpo técnico es fundamental y llevo muchos años con ellos”, deslegitimando así las declaraciones del actual presidente de Atlético Nacional, quien intentó echarle a Rueda el agua sucia, para esconder lo que realmente ocurrió al interior del equipo.

A lo que se refiere Reinaldo Rueda cuando habla de su cuerpo técnico es a las diferencias de su preparador físico, el señor Eduardo Velasco, con Juan Pablo Ángel, rumor que estalló hace algunos meses y que varios integrantes de Nacional salieron a desmentir, incluso el mismo entrenador, pero que siempre salpica a Ángel por ser el líder del proyecto (Centro del Alto Rendimiento).

Sin embargo, esos rumores toman hoy más claridad, especialmente después de las declaraciones del propio Rueda en el programa Palabras Mayores de Carlos Antonio Vélez. En ese dialogo, el vallecaucano indicó que “Lo que ocurrió una transición en temas conceptuales, de metodología… Es un tema de adaptarnos unos a otros porque nos debemos a una institución y creo que por ahí pasa todo, por las diferencias entre nuestro trabajo y los nuevos requerimientos con el Centro de Alto Rendimiento”.

Según cuenta Rueda en su discurso políticamente correcto, no es culpa de Juan Pablo Ángel, y señala que “Al no estar yo (Estuvo 40 días por fuera del equipo debido a su recuperación), quizás dio margen para muchas cosas y el jugador de fútbol es muy sensible, y cuando llegué lo palpé, por eso decidí no entrar a una zona en la que nos podíamos hacer daño los dos”.

Es en este punto en el que entran en discordia los conceptos entregados por Andrés Botero y Reinaldo Rueda. Al parecer, y según se puede leer entre líneas en las declaraciones, el fin de un proceso exitoso se dio por un problema de egos y conceptos al interior de la institución, el cual como buena organización ha intentado ocultar, y que nunca terminó de estallar debido a la diplomacia y caballerosidad de un cuerpo técnico trabajador, amable y que puso por encima a la institución, en lugar de sus intereses personales.

Por David Metaute

Foto: Cristian Álvarez

Liga Deportiva Postobón.

Artículos Relacionados