Sábado, 15/09/2018 Home » Actualidad » Deportes » Fútbol » FPC » Medellín: En el “Marco” de la desgracia

La iluminada noche de Marco Pérez significó el oscurantismo para el Poderoso. El atacante, ex Dim, jugó como si se cobrara una revancha. El Rojo se alejó más de los 8.

Con un recital de jugadas memorables, Marco Pérez anotó dos goles de los tres con los cuales Deportes Tolima venció 3-0 a Independiente Medellín, este sábado, en el estadio Manuel Murillo Toro, por la novena fecha de la LIGA II.
La tercera conquista tolimense la consiguió Jorge Luis Ramos de tiro penalti.

Las osadías de Marco

En solo dos acciones el campeón de Colombia, Deportes Tolima, acabó con el ensamble del Poderoso. Todo sucedió en un lapso de cuatro minutos y antes de que se cumpliera el primer cuarto de hora.

Hernán Pertuz y Jorge Segura bailaron el vals de la incapacidad. Ninguno cerró. Al danzón se sumó el arquero David González, que tampoco coordinó el cierre. En esta rebambaramba, Marco Pérez se filtró, englobó y con el arco solo, dio el puntillazo, 1-0 (10’)
Cuatro minutos después el mismo Pérez, desde la mitad de la cancha, lanzó una “plegaria”. ¡Sí! Eso fue su zapatazo al arco apenas cuatro pasos por delante de la media cancha. La bola no le dio tiempo al “Rockero” para salvar la guitarra… ¡Golazo! 2-0 (14’)

El Dim, que había despegado con el combustible al tope, haciendo presión alta y ensayando algunas “vendettas” en área ajena, invalidadas por el central, ahora vivía las angustias del moribundo, dada su condición de “eliminado”.
Para el Vinotinto, el negocio fluía. Alberto Gamero reestructuró. Dos líneas de cuatro, reducción de espacios, libertades para Yohandry Orozco y el inmaculado Pérez. Alerones abiertos para el contragolpe.

El Rojo siguió en shock a pesar de que había rostros con arrugas -experimentados- en todas sus líneas: Yulián Anchico, Andrés Ricaurte, Germán Cano, Juan Fernando Caicedo… Elvis Perlaza, otro curtido, redondearía el caos con una falta que derivó en expulsión. No sucedió más en este período, aunque Tolima hundió el punzón en la zaga roja.

La agonía de Zambrano

Con el 2-0 en contra, la inferioridad numérica y un horizonte turbio en la tabla de posiciones, el técnico Octavio Zambrano movió de entrada sus unidades.

Ever Valencia y William Parra reemplazaron a Juan Fernando Caicedo y Luis Luna. Más equilibrio y con oxígeno en pulmones jóvenes, intentar una compensación de fuerzas.

Los borbollones eran de mayor temperatura en la zona roja que en la vinotinto. Orozco probó los guantes de González en un par de tiros de esquina con curva “olímpica”.

Luis González entró en el circuito ofensivo. Con libertades, se deslizó sobre la banda derecha, penetró en zona de perturbación, disparó con dirección al segundo metal pero sin movimiento de red (70’)

Medellín era una tribulación absorbida por el Triángulo de las Bermudas. El goleador Cano escribía cartas para el rescate. Su faja de capitán era un adorno inútil. En el Dim nadie obedecía a ningún plan.

Y en el otro lado, el portero Álvaro Montero y los defensas Danovis Banguero, Sergio Mosquera, Luis Payares y Nilson Castrillón sostenían una tertulia tranquila en su propia zona. Tanta tranquilidad que podían hablar hasta de los recuerdos de la infancia.
Otro castigo. Falta en el área. Silbatazo de condenación. El zapatazo de Jorge Luis Ramos se dirigió a la sepa del metal izquierdo de González, gol, 3-0 (86’)
Tolima no quiso aumentar el marcador. El 3-0 le sirvió para marcar territorio. Tanto en el Manuel Murillo como en el tablero de posiciones, en el que se mantiene arriba.

Por: Amado Hernández Gaviria
Liga Deportiva Postobón

Tags: , ,

Artículos Relacionados