Domingo, 12/08/2018 Home » Actualidad » Deportes » Fútbol » FPC » Nacional ante Millos: La Feria de las Flores… marchitas

El Verde sigue experimentando vergüenzas en el Atanasio Girardot. Esta vez, frente a uno de sus rivales más enconados, no pudo salvar la “cosecha”. La tribuna aulló.

Atlético Nacional, a pesar de que estuvo momentáneamente por encima en el marcador, no logró defender la diferencia y terminó igualando 1-1 ante Millonarios, este domingo, en el estadio Atanasio Girardot, por la cuarta fecha de la Liga II.

Por el Verde marcó Dayro Moreno y por la visita el volante Christian Marrugo.

Un doble bostezo…

A los 45 minutos, Deiver Machado se lanzó sobre la banda izquierda, en una acción de esperanza y atrevimiento eludió contrarios, penetró en el área y mano a mano ante Wílker Faríñez lanzó con toda su potencia, el balón lo devolvió el vertical izquierdo.

La acción de Machado fue el símbolo de un ataque cojo. La banda derecha, caminada por Helibelton Palacios y Steven Lucumí, ofreció poco, como poco fue todo el andamiaje ofensivo de Nacional, pero también de Millonarios.

El conjunto Embajador, dependiente de los movimientos de Roberto Ovelar, absorbido por la marca, tuvo su mejor oportunidad en un cabezazo de Elíser Quiñones tras centro de Felipe Román desde la derecha (42’)

De resto, el partido fue una mezcla de infracciones, más de 40 en el primer período, y de intentos fallidos. 0-0 y a los camerinos.

Goles sin triunfador… 

El Verde se lanzó a campo contrario con el anhelo de resolver la ecuación de entrada. Y a pesar de su entusiasmo, las opciones de gol seguían siendo esquivas.

En el primer minuto, Steven Lucumí y Dayro Moreno pudieron abrir el candado (1’). Posteriormente, una combinación de Aldo Leao y Moreno le sacaron ampollas a Faríñez (12’).

Mientras, Millonarios era todo aguante. Una sola apuesta: el contragolpe. Pero no aparecía.

El público se metió en el juego. Los del Sur hacían reventar las gargantas. Era una mezcla de furor y bronca reprimida. Los trapos colgaban de las barandas pidiendo más entrega, más sudor…

Millos se despabiló. Elíser Quiñones se fugó sobre su banda, remató abajo y salvó Vargas (16’)

El Verde abrió las bandas. Lucumí y Hernández quisieron ser más protagonistas. Y en éstas, tiro de esquina. Vladimir Hernández, mientras el estadio era un coro de muchedumbre, metió la bola que esperaba Dayro. Solo, en 5 con 50, el de Chicoral punteó y venció al meta venezolano. Gol, 1-0 (66’)

Y tres minutos después se repitió la escena. Moreno a punto de fusilar en “zona íntima azul” y el árbitro invalidó la acción por hipotética falta.

Inexplicablemente, como si obedeciera a un sentido de conservación enquistado, el Verde se metió atrás. Y Millonarios le tiró la manta encima.

Con David Silva en la cancha, más Christian Marrugo y César Carrillo, el juego colectivo del Embajador aumentó. Y sin ser claro en el último cuarto, halló una luz para la esperanza.

Tras una serie de rebotes en el área y en el borde de ésta, Marrugo recibió solo en el vértice de oriental con norte. Conocedor de los vientos del Atanasio, midió al ángulo y la colgó de la cruceta ¡golazo! 1-1 (40’)

El resto serían cánticos de agonía. Y de malestar. El Verde no logró modificar su destino. Los hinchas volvieron a su viaje de la desilusión… Triste epílogo para la Feria de las Flores…

Por: Amado Hernández Gaviria

Liga Deportiva Postobón

Tags: , , ,

Artículos Relacionados