Ruta
21 de Mayo 2017 Liga Deportiva

Nacional y Cali: hermanos siameses que no se ofendieron

puntos svg
arrows svg arrows svg
Compartir

[fusion_builder_container hundred_percent=”yes” overflow=”visible”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ layout=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”no” center_content=”no” min_height=”none” last=”no” hover_type=”none” link=”” border_position=”all” element_content=””][fusion_title hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” size=”3″ content_align=”left” style_type=”default”]

Verdolagas y Azucareros ‘pactaron’ la igualdad en el estadio Atanasio Girardot. La táctica se confundió con el tedio en un duelo que definió la clasificación del elenco ‘Vallecaucano’.

[/fusion_title][fusion_text]

Nacional y Cali, almas gemelas y dos íconos de la historia, se encontraron en la grama del Atanasio para reeditar páginas de gloria. No obstante, fue mucha la afinidad para tan poco espectáculo.

El primer período fue una oda a la carencia. Nacional, anclado en el confort de su clasificación o en la pesadez de la eliminación reciente en la Libertadores. Y Cali, blindado en su temor de no perder, so pena de una eliminación futura, o en la poca inspiración de sus talentos.

Fe plena en los volantes. Y en esta apuesta, el azucarero medio endulzó el juego antes que su oponente. Nicolás Benedetti, Andrés Roa y Fabián Sambueza orquestaron varias combinaciones. Y en esta dinámica brotaron algunas escaramuzas.

Sambueza, viaje por derecha, disparo peinando grama y vuelo de Armani sobre el vertical (8’). Centro de Benedetti desde la izquierda. Roa y Duque, en el punto penal, se roban el espacio y desperdician el impacto (17’).

Cali era un homenaje al orden. Líneas cosidas. Aplicación total de la reforma agraria: ningún pedazo de tierra desperdiciado.

Mientras, los tres volantes ‘Verdolagas’ regaban semillas sobre campo inerte. Rodin Quiñones, Aldo Leao Ramírez y John Édison Mosquera ¡Qué poco! Más de media hora y el balón giraba solo sobre zonas de distención.

Quiñones, al tirar un centro, permitió observar la vestimenta de Camilo Vargas: negro integral, guantes y guayos verdes con matiz eléctrico.

En perspectiva, lo más vistoso del juego en este tiempo fue el fucsia encendido del uniforme de franco Armani y el verde limón de sus guantes, en juego con sus guayos. Tributo a una nueva moda, propia para época de poco fútbol ofensivo.

Segundo intento

Navarro, Zape; Palavecino, Benítez… Sin mediar pensamiento, la memoria migraba a los viejos tiempos con la esperanza de rescatar un trozo de fantasía. Alguno pecó de hereje y rememoró el gol olímpico marcado por Ángel María Torres a Navarro en aquella final del 78 ¿o del 77 quizás?

Algunas bocas dibujaron el gesto del silbido. Y, agotada la paciencia, silbaron. ¡Qué paradoja! Todo era bello en la tarde – noche. Sol, temperatura alta, nubarrones sin lluvia, más de 20 mil en los tendederos, banderas haciendo el aleteo de las mariposas pero, en la cancha, nada.

Un vistazo a las medias fucsia de Armani, a la pantaloneta fucsia de Armani y al buzo fucsia de Armani para, con su pigmentación encendida, despertar del ocio… de la pereza.

De repente, si, de repente, Jéfferson Duque pisó la peca del área, mano a mano con Armani, la acción para romper el tedio de la contienda, pero el ‘Devorador’ se encontró con los guantes verde limón del argentino (57’).

Como si fuera una partida de dominó, ambos técnicos echaron mano sobre nuevas fichas. César Amaya por Sambueza. Los Juan Pablos, Nieto y Ramírez, ingresaron por Bernal y Mosquera.

El intercambio casi lo cobra el Cali con Amaya, que disparó buscando el vertical izquierdo de Armani. Una chica, con la camiseta a rayas de Nacional, brincó en Preferencia Baja. Sin duda, seguidora azucarera mimetizada en el paisaje verde. Así se vive el fútbol hoy…

Con el añejamiento del partido, la escuadra vallecaucana cerró sus cremalleras. El 0-0 le permitía sumar un punto. Con 29, firmaba la clasificación.

El conjunto paisa, por su lado, logró crear varias sociedades con los jugadores que ingresaron. No obstante, sus excursiones se redujeron a disparos de francotirador en media y larga distancia, pero sin dar en el blanco.

El juego estaba signado. Empate 0-0. Nacional y Cali pasaron de ser ‘almas gemelas’ a ‘hermanos siameses’. Seguramente, en los play off este nexo ‘genético’ se romperá, como lo obliga un ‘mata – mata’.

 

 

FICHA TÉCNICA

Estadio: Atanasio Girardot

Asistencia: 23.382 espectadores

Nacional (0)

Franco Armani; Daniel Bocanegra, Esequiel Palomeque, Francisco Nájera, Edwin Velasco; Elkin Blanco, Alejandro Bernal; Rodin Quiñones, Aldo Leao Ramírez, John Édison Mosquera; Arley Rodríguez

D.T.: Reinaldo Rueda

Cali (0)

Camilo Vargas; Luis Manuel Orejuela, Danny Rosero, Germán Mera, Yeison Angulo; Andrés Pérez, Kevin Balanta; Fabián Sambueza, Andrés Roa, Nicolás Benedetti; Jéfferson Duque

D.T.: Héctor Cárdenas

Goles: 0-0

Cambios: Juan Pablo Nieto por Bernal (63’), Juan Pablo Ramírez por Mosquera (63’), Diego Arias por Ramírez (84’): (NACIONAL). César Amaya por Sambueza (61’), Jonathan Murillos por Benedetti (75’), Máyer Candelo por Roa (82’): (CALI)

Amonestados: Blanco, Nájera (NACIONAL).Orejuela, Balanta, Vargas, Rosero: (CALI)

Expulsados: No hubo

Árbitro: Hervin Otero – Meta

 

 

Por: Amado Hernández Gaviria

Liga Deportiva Postobón.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Liga Deportiva Postobón