puntos svg
arrows svg arrows svg
Compartir

Nairo Quintana se mostró autocrítico una vez finalizó la etapa 15 de la Vuelta a España, la cual demostró ser un dolor de cabeza para los pedalistas colombianos que solo pudieron observar como Roglic aumentaba la diferencia en la general.

«No se puede hacer más. No vamos a ponernos a llorar. Cuando no es, no es. No estaba demasiado bien. Mañana es otro día, cualquier cosa puede pasar. Desde salida se puede enredar cualquier cosa. Mientras haya cuerpo, se intentará», sentenció el pedalista del Movistar.

A lo que comentó que el físico no ha estado a tope este temporada: «Creo que pensando en todo lo que ha pasado el cansancio llega. Hemos venido a tope todos los años y este año en especial comenzamos desde Argentina hasta aquí disputando todo siempre hasta el tope, se siente ya el cansancio«.

«Hay que pensar que es lo que está pasando. Se sufre hasta donde se puede y ya cuando el cuerpo no da más, pues no se puede hacer nada«, añadió.

Quintana, que corre su última gran vuelta con Movistar analizó la etapa: «Estas rampas son demasiado explosivas, son muy atípicas para nosotros. Miguel Ángel, que estaba bastante bien, pues lo hemos visto en dificultad. Mañana es otro día, vamos a ver que pasa. Lo importante es que Alejandro (Valverde) ha llegado adelante y sigue asegurando su podio».

No obstante, mantiene la esperanza de meterse entre los tres mejores: «Falta mucho, todo puede pasar. Vamos a seguir intentando, estamos en carrera y no hay que perder la esperanza, (aunque) hay que ser realistas, la verdad el cansancio llega y cuando eso pasa lo que hay que hacer es descansar y recuperar».

«Esta es la vuelta 15 de tres semanas que llevo y eso va sumando bastante. Esperamos poder hacer el Mundial, ver que carreras nos quedan y descansar bastante este año para afrontar. aún así seguimos en carrera, probando y dándolo todo», finalizó.

Liga Deportiva Postobón