Óscar Sevilla: “No podemos cambiar el estilo de correr a la colombiana”

8 Febrero, 2018 || Liga Deportiva

El pedalista español se siente motivado, ilusionado y se ve favorito para disputar por el título de la Colombia Oro y Paz.

La mayoría de gente apunta las miradas, lentes y arengas a los grandes referentes colombianos que vienen de Europa y participan en la Colombia 2.1 – Oro y Paz – Manzana Postobón, algo lógico y entendible por la admiración que despiertan Nairo Quintana, Rigoberto Urán, Sergio Luis Henao, Egan Bernal, Járlinson Pantano y Darwin Atapuma.

Sin embargo, dentro del lote hay otros nombres que son habituales en el pelotón nacional y que tienen los pergaminos necesarios para competir pedalazo a pedalazo por el trono de la competencia, frente a los mencionados referentes. Como algunos lo han denominado, se ha creado un pulso entre los que vienen de Europa y quienes compiten en casa.

Uno de los llamados a dar frente por los de la casa es, paradójicamente un extranjero, el español Óscar Sevilla (Team Medellín), ganador de la Vuelta a Colombia en tres oportunidades: 2013, 2014 y 2015, y que hasta el momento tiene sus ilusiones “Intactas. Se superaron días complicados en los que se pueden sufrir graves caídas, tener cortes, perdida de tiempo y se pasaron bien, apuntó.

En las jornadas iniciales, que muchos se atreven a denominar de trámite, no lo son para nada ya que “Hay que tener mucha atención en los kilómetros finales para buscar puesto de cabeza, colocación y buena ubicación. Para los que estamos buscando la general no podemos darnos el lujo de quedarnos atrás frente a los que buscan los embalajes”, todo se convierte en una “Pelea que a veces no se ve fuera del pelotón, pero adentro se siente una tensión muy grande, nervios, estrés y lo importante es librar estos días que también son muy difíciles”, intimó el nacido en Ossa de Montiel.

Sobre lo que llega en la competencia es algo que estaba “Esperando esta etapa de media montaña, que será rápida, con un final diferente. Sábado y domingo (Salento y Manizales), serán las etapas claves, las que van a decidir el ganador.  No creo que haya muchas diferencias, no es un terreno demasiado duro como para abrir minutos, pero seguramente va a ser muy emocionante”.

Sentencia que deja un hombre que conoce la ruta incluso mejor que los colombianos que vienen de Europa, ya que las ha transitado en los últimos años en las rondas nacionales: “Es una ventaja conocer la carretera, el terreno, la humedad, el clima; es diferente y juega a nuestro favor”, sentencia en medio de una cara que refleja tranquilidad.

Sevilla también es voz autorizada para referirse sobre un tema que ha despertado alguna polémica, los “europeos” manifiestan que no les colaboran y los de casa aseguran que no es su obligación, para Sevilla “La carrera es muy diferente a lo que corremos cuando competimos en Vuelta a Colombia. Es diferente de manera local. Aquí (Oro y Paz) los equipos ponen su manera de correr, se ha dado más a la europea. En una competencia de equipos nacionales serían etapas más de ataque y contraataque. Hemos visto etapas con fugas consentidas de salida y luego un ritmo para mantener la diferencia para posteriormente capturar”.

“Se ha corrido así, vamos a ver si se pierde esa esencia, si se pone la colombiana, para que los equipos de acá seamos valientes y ataquemos como es acá”, prosiguió.

Sobre el mismo tema fue contundente: “A donde uno va, cuando corremos en Europa, uno se adapta a como se compite en ese lugar. Acá no podemos cambiar el estilo de correr a la colombiana, que es muy a la antigua, muy a las sensaciones, al ataque, a veces sin medir tanto las cosas, como pasa en Europa. Ojalá se corra así siempre porque es muy bonito; si no será al ritmo de ellos (equipos europeos) y apretarán cuando deban y las cosas serán diferentes. Ojalá juguemos nuestras bazas, tengamos fuerzas para hacerlo y pongamos la carrera llena de emoción2 sentenció.

“En lo personal se muestra satisfecho por ser, a los 41 años, uno de los hombres que cuidan con recelo de no dejar partir: “Me tienen marcado, para mí es un orgullo. Soy consciente de que hay corredores muy fuertes, pero me siento favorito, quien me conoce sabe cómo me entreno, la pasión que siento por este deporte, vengo de ser segundo en San Juan, no es casualidad si no fruto del trabajo y a pesar de que sigo subiendo en años la ilusión está intacta”.

Sobre los referentes reconoció que “Nairo (Quintana) es el mejor del mundo. Igual Sergio Luis (Henao), Rigoberto (Urán), Egan (Bernal), entreno con él y veo cómo evoluciona, cómo crece, cómo mejora. Va a ser complicado, espero estar en la pelea. Es difícil pero no descarto nada, la verdad me gustaría pelear, sentirme válido en la carrera. Si no se puede ganar, por lo menos hacerles doler las piernas”, lanzó apuntando a los demás favoritos, dejando firme que no la dejara fácil.

Criticado por algunos y admirado por muchos, Óscar Sevilla es un claro ejemplo de tenacidad que sin duda estará presente en los lugares de privilegio al final de la competencia y que dará mucha pelea, hasta sorpresas a los grandes favoritos hasta el final de la Colombia 2.1 – Oro y Paz – Manzana Postobón.

Foto: Darío Bellingheri

Liga Deportiva Postobón

 

 

 

Artículos Relacionados