FPC
10 de febrero 2019 Liga Deportiva

“…Quedará marcado en el corazón mío y en el de la gente”: Germán Cano

Liga Deportiva Postobón
puntos svg
arrows svg arrows svg
Compartir

Los hinchas de Independiente Medellín lo deseaban y mucho más él, Germán Ezequiel Cano. Y si bien estuvo a punto de que el mito se eclipsara, finalmente lo logró…

 

Siempre se ha dicho que todo lo conquistado por el Poderoso tiene que pasar por el crisol de la dificultad, en medio de un tejido de angustias delirantes y sufrimientos que solo soportan quienes tienen vocación de mártir.

Sólo recuérdese el título del 2002, después de 45 años de celebraciones frustradas. O de la estrella efímera que se escapó en el tiempo de reposición, cuando Junior venció a América aquella tarde de collares de arepas y lágrimas en aluvión.

O el mismo gol histórico que en la noche de este sábado marcó el ídolo escarlata Germán Ezequiel Cano, con el cual rompió el récord que había blindado José Vicente Greco desde épocas en las que ni el “Matador” había nacido.

Lea también: Jonathan Copete recibió ofertas de la Liga Águila

“Es un orgullo enorme poder ser el goleador histórico de una institución con más de cien años. La verdad que para mí es una satisfacción enorme”, dijo en Win el delantero medellinense, que al fin cruzó el 92 de Greco para fundir el 93 de Cano.

“La verdad que es un gol que va a quedar para la historia, porque es el gol 93 con el que supero a mi compatriota, Greco, y, bueno, siempre va a quedar marcado en el corazón mío y en el de toda la gente”, dijo, con una emoción controlada, casi fría, así como él es en el área. Allí todo suele ejecutarlo a “sangre” fría, como el libro de Truman Capote.

Pero ese gol, que quizás obligue a que pase un siglo más para que otro artillero venga a superarlo, sin contar los que agregará Cano en lo venidero, ese gol también tuvo el ADN del Poderoso.

Fue como si Germán Ezequiel, con cierta perversidad, quisiera gozar del sufrimiento histórico de este equipo histórico. Él pinchó la bola con tanta sutileza que provocó la sensación de que jamás llegaría a traspasar la raya.

La esférica viajó por el aire con lentitud, como si un viento conspirador la amarrara. El portero, que se había deslomado lanzándose al palo opuesto, tuvo tiempo de reincorporarse para meter el guante. La tocó y por poco arruina el festejo… ¡Uf!

Ese gol de tiro penalti salvó la noche del “Matador” y diezmó la agonía de un Dim que todavía no la agarra. “Con respecto al partido, la verdad es que no hemos jugado bien, con la intensidad que queremos”, confesó Cano.

Este martes, el Dim volverá a la lidia. Lo hará ante Palestino en el juego de vuelta por la Fase 2 de la Copa Libertadores, llave que va 1-1. Cano, igual, intentará seguir en la suya… “Bueno, hay que seguir para adelante, trabajar y ajustar para lo que viene e ir pensando en el próximo partido”.

 

Por: Amado Hernández Gaviria

Liga Deportiva Postobón

Liga Deportiva Postobón