FPC
11 de septiembre 2019 Liga Deportiva

Tolima eternizó su “patria potestad” sobre Nacional y lo eliminó

puntos svg
arrows svg arrows svg
Compartir

El Vinotinto y Oro pasó apuros, debió remar a contracorriente, pero al final logró su objetivo. El “Verde” sufrió un nuevo castigo frente a su verdugo “eterno”…

Deportes Tolima igualó 1-1 con Atlético Nacional en el estadio Manuel Murillo Toro y, con 2-1 en el global, eliminó al “Rey de Copas” y se clasificó a la semifinal de la Copa Colombia. Ahora, el “Pijao” esperará rival entre Atlético Junior y Deportivo Cali.

Ilusión verde…

Nacional abrió el “taller” desde el primer silbatazo. Los verdes, como orfebres, empezaron a elaborar su juego. Tolima renunció al toque y fue frontal. Así, llevó un balón al área que Daniel Bocanegra tocó con la mano mientras caía ¡Penal! Gritaron. ¡No! Dijo el juez (2’).

El Verde se pronunció en el frente ofensivo. Media distancia de Baldomero Perlaza, la bola pasó junto al metal de William Cuesta (2’). Vladimir Hernández centró al área, Jarlan Barrera cabeceó, el esférico frotó el horizontal ¡Uy! (8’).

Después del primer cuarto de hora, el partido se desarrolló sobre la zona media con inclinación hacia el campo del “Pijao”. El “Verde” aseguraba la posesión. Tolima le apostaba a lo simple: orden táctico, transiciones y balón a espaldas de los defensas.

Nacional, pelota al pie, logró generar algunas faltas cerca del perímetro. En un cobro, Jarlan le quemó los guantes a Cuesta, confiado, y en el rebote… ¡ay¡ (30’). Los verdes también llenaban el espacio aéreo con lanzamientos desde los vértices. Nada era claro.

En el de Ibagué, Ánderson Plata, David Centeno y Alex Castro no lograban domesticar la bola. A sus pases les sobraban centímetros. En los cambios de velocidad se precipitaban. En los duelos… ¡caos, pérdida!

Hasta que los astros se sincronizaron en favor del visitante. Barrera a Vladimir. Éste a Barcos. El “Pirata” de pecho se la rodó a Barrera. El samario zapateó a tres dedos, balón directo al dormitorio de los murciélagos ¡golazo! 0-1, serie igualada (40’). Final.

Luces y tinieblas…

El segundo tiempo se retardó. Los hinchas tolimenses dispararon sus extintores y el ambiente volcánico impidió la visibilidad. Cuando despegó el juego, Tolima le tiró la camiseta a Nacional en la cara. Acción en el área pero Jorge Ramos no castigó (46’).

El adelantamiento de las líneas, dejaban la zaga de Alberto Gamero expuesta. Barcos, tras robar la bola y ante la defensa rota, quedó mano a mano. Su latigazo cruzado fue bloqueado por Cuesta. Era el segundo (47’). Las graderías chispeaban. Los coros aturdían.

Vlacho y Barrera salieron otra vez de juerga, como en el primer período. Era la sociedad que más facturaba en el “Rey de Copas”. Secuencia de toques en borde de área. Zapatazo y Cuesta desvió con el esmalte… (56’).

El duelo ganaba en fragosidad. Espada contra espada. Palo contra palo. Tolima avanzó hacia trincheras ajenas y uso la artillería. Bola de cañón a la base del palo, José Fernando Cuadrado metió el cuerpo… ave de vuelo largo… acción para monumento (57’).

Ahora, las cuerdas del onceno musical sonaban más afinadas que en el inicio. Plata perforaba por la derecha. Centeno pisaba zonas “íntimas”. Ramos brotaba con sorpresa y Juan Pablo Nieto, el socio de todos. Y llegó la epifanía…

Daniel Muñoz tocó a Nieto en el área y esta vez sí se oyó el silbatazo de la condenación ¡Penalti! (71’) Danovis Banguero cobró a la derecha, Cuadrado aleteó a la izquierda y explotó el Murillo Toro… 1-1, 2-1 en el global (73’).

La reacción fue inmediata. Barrera aprovechó un olvido defensivo. Jarlan cambió al palo derecho pero Cuesta estiró la piel casi hasta hacerla reventar ¡Coloso! (76’). En la cancha ya estaba Pablo Ceppelini. Adiós Perlaza. Nacional abrió sus fronteras.

¡Todo o nada! ¡Sería nada! El 1-1 eliminó a Nacional frente al dueño de la “patria potestad”, Tolima.

Por: Amado Hernández Gaviria

Liga Deportiva Postobón